jueves, agosto 16

La felicidad se llama Sophia



Nació el 9 de mayo, a las 8:11 de la mañana. Ese día ha sido de los más emocionales, críticos y sensibles de mi vida, el mejor día de mi vida sin duda. Nunca, nunca, nunca, había estado tan nervioso, estuve como media hora sentado en una sala de doctores esperando poder pasar al quirófano con Cindy, y esa media hora de mi vida ha sido la más larga que haya pasado, sentí que pasaron 9 meses ahí sentado.

Lo que me pasó por la cabeza fueron muchas cosas, desde el - que pinche frío hace -  hasta la angustia irracional de no saber como saldría todo. Cuando entré al quirófano, la anestesióloga le dijo a la pediatra que me sentara porque parecía que me iba a desmayar. Según yo, estaba muy fuerte y tranquilo, pero la verdad es que me estaba llevando la chingada. Esa angustia, esa preocupación nunca la había sentido con nadie ni por nadie en mi vida y darme cuenta de eso me hizo reflexionar de manera profunda sobre mi sentido y gracia en la vida, pero aún así no pude contestarme nada, porque nada aún sabía.

La emoción, el sentimiento, la exaltación, la alegría, la dicha, la gracia, DIOS, MARIA y TODOS LOS SANTOS, todas las cosas buenas que pasan en el mundo, toda la dicha que puedas recibir en tu larga o corta vida, todas las personas buenas que te rodean, todos los logros y los éxitos, todos la bienaventuranza que puedas recoger en el camino, para mí, se resumió en 12 segundos desde que ví por primera vez a mi Sophia saliendo del vientre de su madre y la escuche llorar por primera vez.

DOCE segundos, los más angustiantes, y los más chingones segundos que haya vivido en mi vida son esos 12 segundos en los que te ví salir, te limpiaron, cortaron el cordón y te dieron a la pediatra, te sobó te apachurró, y empezaste a llorar. DALE CHOFITAS, DALE MI AMOR. ESO FUE LO PRIMERO QUE TE DIJE Y ENTENDÍ QUE VENGO A HACER YO EN ESTA VIDA.

Gracias Dios por todas tus bendiciones, gracias por enseñarme el camino, la luz y darme la vida.

YO ESTOY ACÁ PARA DECIRTE: -DALE CHOFITAS. DALE MI AMOR.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario